¿Qué es Make y cómo te puede ayudar?

Make es una plataforma diseñada como la pieza angular en la búsqueda incansable de la productividad.

Se posiciona como el compañero estratégico para quienes buscan la excelencia operativa.

Estamos en la cresta de la ola de la transformación digital, un escenario competitivo donde la destreza y la rapidez son el sello distintivo de los ganadores.

Superar a la competencia implica ser excepcional.

Optimizar nuestros procesos no es una elección, sino un imperativo para sobrevivir en el mercado.

Mas allá de ofrecer un buen producto o servicio, la rapidez y la adaptabilidad en la entrega es lo que nos define.

Adoptar una cultura de hacer más con menos nos sitúa un paso por delante de la competencia.

Incorporando esta herramienta con estrategia, no solo te mantendrá en la competencia, sino que aspirarás a liderarla.

La transformación digital es la arena, y es aquí donde se forjan los líderes del mañana.

¿Qué es Make (anteriormente Integromat)?


Make, anteriormente conocido como Integromat, es la navaja suiza en el mundo digital de la automatización de tareas.

Imagínatelo como un engranaje inteligente que conecta tus apps favoritas y servicios web para que chismorreen entre ellos sin que muevas un dedo.

Allá por el 2012, cuando aún se llamaba Integromat, era un crío en la cancha de la automatización, pero con una visión: hacer que los procesos complejos se sintieran como coser y cantar. Fue creciendo, y en su adolescencia, allá por el 2021, decidió que ya era hora de afeitarse y cambiar de nombre a Make.

Este cambio no fue solo cosmético; Make se puso las pilas para diferenciarse de otros jugadores como Zapier o IFTTT. La clave está en su flexibilidad y en la potencia para armar automatizaciones que parecen tener vida propia.

No es simplemente un “si pasa esto, haz aquello”.

Es más bien un “si pasa esto, pero solo si aquel otro también se alinea con los planetas, entonces haz una pirueta y después aquello”.

Y eso, compañero, es lo que le da sabor al asunto.

Automatizar tareas


En el campo de batalla de la eficiencia, no hay mejor aliado que la automatización.

Make se presenta como un estandarte en esta lucha, permitiendo que tareas que antes requerían la intervención humana se ejecuten ahora como por arte de magia.

Cada vez que recibes un email de un cliente, automáticamente se crea una tarea en tu gestor de proyectos. O que por cada venta que se concrete, tu inventario se actualice sin que tengas que mover un dedo.

Estos son solo ejemplos del poder que Make pone en tus manos.

La automatización con Make va más allá de eliminar la tediosa repetición; se trata de liberar a las tropas para que se enfocen en lo que de verdad importa: conquistar nuevos mercados y fortalecer las defensas de tu negocio.

El impacto es inmediato: más trabajo en menos tiempo y con menor margen de error.

Así, mientras tus rivales se desgastan en tareas mundanas, tú puedes avanzar con la confianza de que tu retaguardia está asegurada por un ejército de procesos automatizados.

No hay que subestimar la ventaja estratégica que esto representa.

En un mundo donde el tiempo es tan valioso como el oro, contar con una herramienta que haga el trabajo pesado por ti no es un lujo, es una necesidad.

Con Make, esa necesidad se convierte en una realidad que se traduce en una eficiencia diaria mejorada, lista para enfrentar los desafíos de un panorama empresarial siempre en evolución.

Conectar aplicaciones


Make es un verdadero titán cuando se trata de conectar aplicaciones.

Tienes un arsenal digital a tu disposición, con herramientas como Salesforce, Dropbox, Instagram y un montón más. Pues bien, Make es como ese amigo en el gimnasio que sabe cómo hacer que todas estas herramientas jueguen en el mismo equipo.

Por ejemplo, si eres un marketer, puedes hacer que Make sea el puente entre tu CRM y tu plataforma de email marketing. Cada vez que captes un nuevo cliente potencial, Make puede activar una secuencia que añade automáticamente la información del contacto a tu lista de correos y lanza una campaña de bienvenida personalizada.

O digamos que gestionas un e-commerce. Con Make, cuando recibes una orden nueva, la info puede fluir directo a tu sistema de inventario y, al mismo tiempo, generar una tarea para el equipo de envíos. Y, por qué no, enviar una notificación a tu smartphone para que brindes con un café por cada venta.

Con Make, las posibilidades son tan amplias como las combinaciones de apps que existen.

Y lo mejor es que no necesitas ser un mago de la programación para hacer que todo funcione.

Con su interfaz intuitiva, incluso los novatos en la tecnología pueden hacer magia.

Conectar aplicaciones es solo la punta del iceberg, pero es una punta afilada y lista para romper las barreras de la eficiencia en tu flujo de trabajo.

Rompiendo la monotonía con automatización


Las tareas diarias se repiten sin cesar

Make rompe las cadenas de la monotonía con un enfoque simple: “déjamelo a mi”.

  • Automatización de Emails a Hojas de Cálculo: ¿Cansado de trasladar manualmente la información de los pedidos? Make automatiza el proceso.
  • Gestión de Redes Sociales: ¿Quieres publicar en todas tus plataformas simultáneamente? Make lo hace un juego de niños.

Adiós a la rutina

La verdadera magia de Make yace en su habilidad para transformar robatiempos en eficiencia. Configura una vez y despídete de la repetición.

  • Configuración Única: Hazlo una vez, y deja que las tareas se ejecuten por sí solas.
  • Maximización del Tiempo: Libera horas para centrarte en lo esencial, desde innovar en tu empresa hasta perfeccionar tus pasiones o incluso tomar un descanso.

Interfaz amigable

Olvídate de la complejidad tecnológica; Make presume una interfaz intuitiva que hasta el amante de los caninos encontraría adorable.

  • Arrastrar y Soltar: Crea flujos de trabajo con facilidad.
  • Conexión Sencilla: Integra tus procesos sin complicaciones.
  • Autonomía y Silencio: Una vez configurado, tu flujo de trabajo opera de manera autónoma, en un silencio perfecto.

Productividad a la velocidad del rayo


Con Make, las tareas repetitivas pasan a ser solo un recuerdo, y tu productividad se eleva a nuevos niveles.

Simplificar procesos

En el campo de batalla de la productividad, simplificar los procesos es como reducir el peso de tu armadura para moverte más rápido y eficazmente.

Y aquí es donde Make (Integromat) se convierte en tu herrero de confianza, forjando herramientas que transforman la complejidad en claridad.

Imagina tener un laberinto de tareas, donde cada paso depende del anterior y cualquier error desencadena un efecto dominó.

Make toma ese laberinto y lo convierte en una autopista recta y despejada, donde los datos fluyen sin interrupciones ni desvíos innecesarios.

Con sus “scenarios” o escenarios, que son como mapas estratégicos, puedes visualizar y estructurar procesos que antes parecían un nudo gordiano.

Si gestionas una tienda online y te enfrentas a la tarea de sincronizar inventarios, procesar pedidos y actualizar clientes, Make puede automatizar estos procesos. Mediante la creación de flujos de trabajo, se asegura que cuando un producto se venda, el inventario se actualice en todas las plataformas, el pedido se envíe al equipo de logística y el cliente reciba una notificación de confirmación, todo sincronizado y sin que tengas que mover un dedo.

La simplificación de procesos no solo afecta la línea de frente de la productividad, también es un bálsamo para la moral del equipo.

Con Make, puedes programar tu ejército de aplicaciones para que trabajen en armonía, asegurando que cada soldado digital sepa exactamente cuál es su rol en la batalla por la eficiencia.

Mejorar el flujo de trabajo

Si algo es seguro, es que no hay dos flujos de trabajo iguales.

Cada empresa, cada freelance, cada equipo tiene su propia forma de bailar al ritmo del día a día laboral. Y aquí entra Make, como un coreógrafo listo para pulir esos pasos y convertir tropezones en piruetas de eficiencia.

Piénsalo así: tienes un montón de tareas que se pasan la pelota unas a otras, pero a veces esa pelota se pierde en el camino.

Con Make, creas un circuito cerrado, donde cada tarea sabe a dónde ir y qué hacer en cuanto recibe su señal.

Cada vez que una venta se cierra en tu tienda online, automáticamente se genera una factura, se actualiza el inventario y se notifica al equipo de logística, todo sin que tengas que mover un dedo.

Pero es más que solo encadenar tareas.

Es saber que puedes personalizar ese flujo para que se ajuste como guante a tu mano.

¿Trabajas en marketing? Make puede vigilar redes sociales, organizar campañas y medir resultados, todo en sincronía.

¿Eres más de números? Entonces deja que Make rastree tus ventas, tus gastos y haga malabares con las hojas de cálculo para que tú puedas concentrarte en crecer esos números.

En resumidas cuentas, Make no solo mejora tu flujo de trabajo, lo adapta a tu medida y lo hace más inteligente.

Porque al final del día, lo que importa es que puedas cerrar el portatil a una hora decente y decir: “Hoy, el trabajo fluyó como río después de la lluvia”.

Y eso, amigo mío, es un día bien aprovechado.

Reducir costes

La estrategia y la eficiencia en la gestión de recursos pueden ser la diferencia entre la victoria y la derrota.

La automatización con Make es como tener un ejército de espartanos trabajando incansablemente 24/7. Imagina que cada tarea repetitiva, cada email de confirmación, cada sincronización de datos entre aplicaciones, se realiza sin la intervención humana.

Esto no solo ahorra horas de trabajo manual que se pueden invertir en tareas más estratégicas, sino que también reduce el margen de error humano, un enemigo silencioso que a menudo cuesta caro.

El ahorro en tiempo se traduce directamente en ahorro monetario.

Piénsalo: menos horas de trabajo manual significan menos horas que pagar o más horas que tus empleados pueden dedicar a conquistar nuevos mercados o fortalecer las defensas de tu negocio. Además, con Make gestionando las tareas de bajo valor, puedes mantener una formación más ágil, sin necesidad de reclutar tropas adicionales para lidiar con el papeleo.

Pero no es solo cuestión de personal.

En la logística de la automatización, reducir el uso de herramientas redundantes o ineficaces es clave.

Al integrar y orquestar todas tus aplicaciones con Make, puedes eliminar software que solo añade complejidad y coste a tu arsenal.

Cada euro ahorrado en licencias innecesarias es un euro que puede ser invertido en fortalecer tu posición en el mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Juan José Rodríguez

Consultor de Marketing y Negocios Digitales, NoCode, Administrador de Sistemas Informáticos. 

Creo y desarrollo tus Ideas para consigas resultados RÁPIDOS con una MENOR inversión.

juanjoserprofesionaldigital

Aún no eres miembro?

La suscripción te da acceso inmediato a todo nuestro catálogo de cursos, herramientas, documentos, recursos y a la comunidad privada.

También tendrás acceso a las videollamadas de consultoría grupal donde revisamos tu proyecto y te damos feedback personalizado.

Iniciar Sesión

Accede a tu cuenta para disfrutar del contenido Premium